En 1919 nacía la Unión Astronómica Internacional (UAI) con el objetivo de “promover y salvaguardar la ciencia de la astronomía en todos sus aspectos, incluyendo la investigación, la comunicación, la educación y el desarrollo, a través de la cooperación internacional”. Hoy, 100 años después de creada, la UAI cuenta con 13.689 miembros de más de 100 nacionalidades, y 82 países son miembros nacionales, como es el caso de Uruguay, que ingresó en 1970 por intermedio del Ministerio de Educación y Cultura. Con motivo de su primer siglo de existencia, la UAI acuñó el eslogan que evidencia su espíritu colaborativo, “100 años bajo un mismo cielo”, y promueve una serie de actividades a lo largo y ancho de este planeta, por ahora el único que conocemos que cuenta con observatorios astronómicos y seres vivos preguntándose por las maravillas del universo.

Entre esas actividades, que buscan que “cada nación celebre en 2019 un siglo de descubrimientos en las ciencias astronómicas y espaciales, y muestre a la astronomía como una herramienta valiosa para la educación y el desarrollo de la sociedad”, la UAI lanzó el concurso Nombra tu Exoplaneta –en inglés, “Name ExoWorlds”–. Mediante esta campaña, cada país miembro de la UAI podrá darle nombre a un exoplaneta que orbita “alrededor de estrellas que podrían observarse con un pequeño telescopio desde la latitud de la capital de cada país”.

¿Qué son los exoplanetas?

En realidad, los exoplanetas son planetas comunes y corrientes, salvo que, a diferencia de Marte, Júpiter o la Tierra, por ejemplo, no tuvieron la fortuna de orbitar alrededor de la estrella que conocemos como Sol. Si bien hace años que el hombre no es el centro del universo, y un poco menos desde que el Sol dejó de serlo, a todos esos planetas que no forman parte del Sistema Solar se los conoce también como “planetas extrasolares”. Salvo esa condición de no estar en nuestro selecto grupo de compañeros de estrella, los exoplanetas no tienen nada en común: como dice la página de la UAI, los hay “pequeños y rocosos como la Tierra”, así como “gigantes y gaseosos como Júpiter”.

Si bien antes no había consenso, “ahora se cree que la mayoría de las estrellas en el universo podrían tener planetas orbitándolas”. Lo interesante de esto es que, dada la inmensa cantidad de estrellas existentes, es más que probable que muchos de esos planetas tengan características físicas similares a las de la Tierra, es decir, agua líquida, una distancia a la estrella ideal para el surgimiento de la vida facilitada por la evidencia de la “ubicuidad de los compuestos prebióticos” y demás. De esta manera, los astrónomos –y, por medio de ellos, la humanidad– miran a los exoplanetas parecidos a la Tierra como los lugares más probables donde encontrar vida y confirmar que, como se conjetura, no estamos solos en el cosmos.

La competencia Nombra tu Exoplaneta ya había sido lanzada en 2015, ocasión en la que se nombraron 19 de estos objetos celestes. Este año, con motivo del aniversario de la UAI, le idea es ir a más: cada país tendrá “la oportunidad de nombrar un sistema planetario, que comprende un exoplaneta y su estrella anfitriona”, anuncian los organizadores. “Después de seleccionar cuidadosamente una gran muestra de exoplanetas bien estudiados y confirmados, y sus estrellas anfitrionas”, la organización de la UAI asignó un sistema de estrella-planeta a cada país cumpliendo dos criterios: que la estrella designada para cada nación estuviera en una zona del cielo visible desde su territorio y que, al mismo tiempo, fuera “lo suficientemente brillante como para ser observada a través de pequeños telescopios”.

Visualización hipotética del exoplaneta HD 63454b - Foto NASA
Visualización hipotética del exoplaneta HD 63454b - Foto NASA

El exoplaneta de Uruguay

De acuerdo a los criterios antes mencionados, a Uruguay se le asignó el exoplaneta conocido hasta hoy como HD 63454b, que orbita a la estrella HD63454. Lo bueno de este concurso es que cualquiera que sea el nombre que gane, seguro será más fácil de recordar que el que actualmente tiene.

La estrella HD63454, una enana naranja, puede verse todo el año desde nuestro territorio a 12° del Polo Celeste Sur, en la constelación del Camaleón, sin más ayuda que la de un telescopio pequeño (para los entendidos, vayan las coordenadas celestes: Ascensión Recta 07h 39m 21,854s y Declinación -78°16’44,308). Su magnitud visual es de 9,4.

Lamentablemente, el exoplaneta HD 63454b es un planeta gigante gaseoso descubierto en 2005, por lo que la probabilidad de que albergue vida es escasa (aunque visto desde el punto vista del nombramiento, esto evita que el nombre seleccionado vaya a ser impugnado por sus habitantes). Su masa es cuatro veces más pequeña que la de Júpiter, pero su tamaño es un poquito mayor (su radio es 1,1 veces el de nuestro gigante gaseoso). HD 63454b tiene una relación más cercana con su estrella que la que tenemos nosotros, ya que se encuentra a una distancia 25 veces menor de su ella que la que separa a la Tierra del Sol (0,04 unidades astronómicas).

Las propuestas de nombre para este sistema de planeta y estrella podrán ser formuladas por grupos educativos (escolares, liceales, universitarios, etcétera), asociaciones civiles, sociales y culturales, “o cualquier otro grupo de ciudadanos de Uruguay”, salvo “los grupos vinculados a partidos políticos, grupos religiosos o militares”. En cuanto al nombre, deberá ajustarse a las reglas establecidas por la UAI.

Nombres reglados

Los nombres que se postulen deberán ser “de cosas, personas o lugares que tengan una significancia cultural, histórica o geográfica” por la que sean “dignos de ser recordados a través del nombre de un objeto celeste”. Como los objetos a nombrar son dos (la estrella y el exoplaneta), ambos deberán “seguir un tema de denominación común”, que deberá explicitarse “en una oración o dos, y debe ser lo suficientemente amplio como para que puedan extraerse nombres adicionales para nombrar otros cuerpos en ese sistema exoplanetario que se descubran en el futuro”. A modo de ejemplo, se pone como criterio nombres del país (lo que implicaría que se pueda proponer Queguay a la estrella y Daymán al exoplaneta).

Pero las limitaciones no quedan ahí: los nombres propuestos no pueden ser marcas comerciales ni estar bajo normas de propiedad intelectual; deberán tener “entre cuatro y 16 caracteres de longitud, incluidos espacios o puntuación”, aunque es preferible que consten “de una sola palabra”; aunque suene obvio, deberán “ser pronunciables en algún idioma”; y tampoco deberán ser idénticos o similares a nombres ya existentes de objetos astronómicos. A su vez, adelantan que serán rechazados nombres que tengan carácter comercial –chau, Antel–, aquellos que sean de “personas, lugares o eventos conocidos principalmente por actividades políticas, militares o religiosas”–chau, José Artigas–, de personas que hayan fallecido hace menos de 100 años –chau, Eduardo Galeano–, de individuos vivos –chau, Maestro Tabárez–, nombres de mascotas –chau, Manuela–, nombres ficticios –chau, Morcillo López– o nombres que sean siglas –chau ROU–.

Los interesados en participar en Nombra tu Exoplaneta deberán ingresar a www.iau-100.edu.uy/exoplanetas/ y completar el formulario que allí se encuentra. El plazo para hacerlo vencerá el 25 de octubre. Un comité nacional del concurso seleccionará la propuesta que será enviada a la UAI y otra propuesta alterna antes del 15 de noviembre. El nombre seleccionado, que no sustituirá al nombre alfanumérico de corte científico, podrá ser usado luego de su validación para denominar al exoplaneta y su estrella y se dará crédito al grupo que lo haya propuesto. A enviar propuestas: el cielo no puede esperar.

También fotografías

Con motivo del festejo de los 100 años de la Unión Astronómica Internacional, la Sociedad Uruguaya de Astronomía auspicia y organiza varios eventos en el país. A la fascinante galería de fotos que se encuentra en la Fotogalería Goes, con fotos de grandes momentos de la astronomía mundial, también se está llevando a cabo el Concurso Astrofotografía 2019.

Organizado por la Sociedad Uruguaya de Astronomía y el Observatorio Astronómico del Centro Universitario de la Región Este, el concurso lleva este año por nombre “100 Años de la Unión Astronómica Internacional” y tiene dos categorías: astrofotografía de cielo profundo, en la que participan fotos obtenidas con telescopio, y astrofotografía de paisaje nocturno, en la que participan fotos sacadas sólo con la cámara y que, además de mostrar algún elemento del cielo, como la Luna o las estrellas, también debe aparecer “algún elemento reconocible del paisaje natural y/o artificial de Uruguay”.

El plazo para presentar las fotos vence el 3 de noviembre de 2019. Por bases y envío de los trabajos, visitar astrofotografia-concurso.blogspot.com