Ciencia

De tal palo, tal astilla estresada

Encuentran que el microbioma vaginal de la madre afecta los niveles de estrés de las crías de ratones.

Este es tu último artículo gratuito

Registro

Registrate gratis para obtener 20 artículos caada 30 días, acceso a newsletters y más beneficios.

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
La microbiología ha avanzado a pasos agigantados en las últimas décadas y hoy sabemos que el microbioma, las bacterias y otros microorganismos que viven en nuestro cuerpo afectan el funcionamiento del cerebro, el sistema inmunológico y hasta nuestra conducta. En un estudio realizado por Tracy Bale y sus colegas de la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland y publicado en _Nature Neuro...
Llegaste al límite de artículos gratuitos

Registro

Registrate gratis para obtener 20 artículos cada 30 días, acceso a newsletters y más beneficios.

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
¿Ya tenés cuenta? Ingresá

La microbiología ha avanzado a pasos agigantados en las últimas décadas y hoy sabemos que el microbioma, las bacterias y otros microorganismos que viven en nuestro cuerpo afectan el funcionamiento del cerebro, el sistema inmunológico y hasta nuestra conducta. En un estudio realizado por Tracy Bale y sus colegas de la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland y publicado en Nature Neuroscience, afirma que el microbioma de la vagina de la madre es capaz de afectar el nivel de estrés en las crías de ratones.

En el trabajo, los investigadores observan que tanto aquellos ratones nacidos por cesárea de madres que estuvieron bajo estrés durante la gestación, como aquellos cuyas madres no padecieron estrés durante el embarazo pero que fueron impregnados con exudados vaginales de madres estresadas, presentaron menor crecimiento y peso corporal y un aumento de los niveles de las hormonas de estrés. Lamentablemente, el microbioma vaginal de madres no estresadas no fue útil para revertir los síntomas generados en aquellas crías que se gestaron en madres estresadas. En humanos el estrés maternal durante el embarazo es un factor de riesgo para múltiples desórdenes, pero no se sabe si la microbiota vaginal incide en ello. “Vale la pena investigar si los efectos que encontramos en los ratones también son válidos para los humanos”, afirma Bale y, seguramente, nos volvamos a sorprender ante cómo la sociedad con bacterias ayuda a entender lo que somos.

Artículo: “The maternal vaginal microbiome partially mediates the effects of prenatal stress on offspring gut and hypothalamus”

Publicación: Nature Neuroscience (2018)

Autores: E Jašarevi, C Howard, K Morrison, A Misic, T Weinkopff, P Scott, C Hunter, D y Tracy Bale.

¿Te interesa la ciencia?

Registrate gratis y recibí la newsletter de ciencia en tu email.
Registrate
Este es tu último artículo gratuito

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
La microbiología ha avanzado a pasos agigantados en las últimas décadas y hoy sabemos que el microbioma, las bacterias y otros microorganismos que viven en nuestro cuerpo afectan el funcionamiento del cerebro, el sistema inmunológico y hasta nuestra conducta. En un estudio realizado por Tracy Bale y sus colegas de la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland y publicado en _Nature Neuro...
Llegaste al límite de artículos gratuitos

Suscripción

Acceso digital ilimitado por $350 al mes.
Para que el periodismo que hacemos exista, tiene que haber gente como vos que lo haga posible.
¿Ya tenés cuenta? Ingresá
Compartir